Volver al índice de Ciencia y Salud

El Xenotrasplante
Septiembre de 1996

La definición médica de xenotrasplante es el trasplante de órganos, tejidos o células de una especie a otra. Es decir, la utilización de órganos de animales para su implantación en el hombre, con el objeto de reducir la escasez de órganos de donante humano que existe actualmente y que hace que las listas de espera crezcan de forma progresiva y aumente el número de pacientes que mueren esperando un órgano que para ellos nunca llega.

La ciencia ha mirado a los animales como fuente de órganos para el trasplante desde que a mitad de los años 60 un riñón de chimpancé injertado en un humano funcionó durante 9 meses. Este es un enfoque radicalmente diferente que el de la mejora de las tasas de obtención de órganos humanos mediante programas como el Donor Action, pero según afirman algunos científicos, quizá será la solución a la escasez de órganos en un futuro ya no muy lejano y se podría proporcionar suficientes órganos sanos para trasplantar a miles de pacientes en lista de espera.

Ya se han hecho intentos serios, en los Estados Unidos de América, y se han trasplantado hígados, corazones y riñones de primate, concretamente de babuino, al hombre y se ha observado en los receptores una supervivencia de hasta 70 días.

Los primates parecen, en principio, unos buenos candidatos como fuente de órganos para el trasplante, porque cuanto mayor es la diferencia genética entre un animal y el hombre mayor es la respuesta de rechazo del órgano animal por parte del sistema inmune del hombre y los humanos y los primates son especies bastante emparentadas filogenéticamente. Sin embargo, precisamente a causa de la estrecha relación entre humanos y primates y el hecho de que algunas de sus especies estén protegidas, se ha provocado un gran debate ético al respecto y se está investigando actualmente con especies más alejadas del hombre.

El Cerdo es el Animal Ideal

El cerdo es un animal doméstico desde hace cientos de años, sus órganos tienen aproximadamente el mismo tamaño que los órganos humanos tanto en la infancia como en la edad adulta, se reproducen rápidamente y tienen grandes camadas por lo que sería posible producir rápidamente un gran número de órganos para salvar vidas humanas. Además, desde hace tiempo se vienen utilizando, por ejemplo, válvulas cardíacas de cerdo para corregir anomalías valvulares cardíacas en el hombre, insulina de cerdo para el tratamiento de la diabetes humana y piel de cerdo para el tratamiento de las quemaduras en el hombre. Por tanto, tal como ha concluido un Comité de Bioética en el Reino Unido, "la reproducción de cerdos para proporcionar órganos para el xenotrasplante estaría éticamente justificada".

El Rechazo Hiperagudo

El principal problema técnico es el denominado rechazo hiperagudo del xenotrasplante, por parte del sistema inmune del receptor humano, que consiste en una respuesta muy rápida y potente, con coagulación de la sangre en el órgano trasplantado que muere en unos minutos, la cual no puede prevenirse con la medicación antirrechazo convencional. Esta respuesta hiperaguda está producida por la activación de un sistema complejo de enzimas de defensa del organismo humano denominado "complemento", que es responsable del ataque y la destrucción de lo "extraño" al organismo.

Para que no se produzca lesión de nuestro propio organismo por la activación del sistema del complemento, disponemos de unas proteínas especiales, llamadas "reguladoras de la actividad del complemento" que bloquean este sistema.

Los Cerdos Transgénicos

La estrategia adoptada por el Dr. David White, Director de Investigación de Imutran (Cambridge, Reino Unido), es la de alterar genéticamente el órgano del donante para engañar al sistema inmune del receptor y que lo acepte sin rechazo. En este caso, es la producción de "cerdos transgénicos". En estos cerdos, mediante microinyección en su fase de embrión, se ha introducido en su ADN los genes que hacen que existan estas proteínas humanas reguladoras de la actividad del complemento . El cerdo adulto contendrá en sus células estas proteínas y si uno de sus órganos es trasplantado al hombre no se desencadenará la activación del complemento y no se producirá el rechazo hiperagudo.

En octubre de 1995 el Dr. White presentaba un estudio con 10 monos cinomolgus que habían sido trasplantados con corazones de cerdos transgénicos y mostraba que ninguno de ellos había mostrado rechazo hiperagudo y que dos de estos monos habían sobrevivido más de 60 días, cuando en menos de una hora morían los monos trasplantados con corazones de cerdo normal.

La siguiente fase es el desarrollo de estrategias inmunosupresoras (con medicación antirrechazo) para conseguir suprevivencias prolongadas de los xenotrasplantes de órganos de cerdos transgénicos en monos, de manera que el xenotrasplante en humanos se convierta en el futuro en una realidad clínica.

La Inducción de Tolerancia

Otra estrategia, que se está investigando en Boston (Massachusetts, EUA) por Biotransplant Inc. en colaboración con Sandoz Pharma, consiste en inducir tolerancia del sistema inmune del receptor a los órganos del donante, lo cual implica la manipulación del sistema inmune del receptor. Para ello se utilizarían anticuerpos monoclonales y una dosis de radioterapia antes de realizar un trasplante de médula ósea en el que se mezclarían células del donante y del receptor, creándose lo que se denomina "quimerismo mixto" de médula ósea, en combinación con un ciclo de medicación antirrechazo. Actualmente está en marcha un estudio con injertos de cerdo a babuino utilizando esta estrategia.

¿Para Cuándo el Xenotrasplante?

Existe el convencimiento de que es probable que pueden comenzar pequeños ensayos clínicos de xenotrasplante en humanos en el plazo de uno o dos años, antes de llevar a cabo los ensayos clínicos a gran escala que se desarrollarán al menos durante 5 años antes que el xenotrasplante pueda convertirse en una alternativa rutinaria al trasplante de órganos humanos.


Entrevista a R. Máñez, especialista en xenotrasplantes - Volver al índice